Te invitamos a leer la historia de empoderamiento y transformación de Gaudis Anato, participante de los procesos de la misión en la Seccional Centro Esperanza, Caracas-Venezuela.

¡Únete con nosotras leyendo su testimonio de vida!  

Ante todo, agradecerle a Dios por haberme traído a la Fundación El Buen Pastor, gracias a la Fundación por abrirme las puertas con un corazón abierto y por darme la oportunidad de vivir este proceso tan maravilloso, aquí he podido sanar por medio de terapias con herramientas que me han ayudado a ver la vida desde otro punto positivo, permitiéndome salir adelante, empoderarme y transformarme. Agradezco a la Fundación por permitirme vivir la metodología Grupo de Apoyo de Mujeres-GAM, una experiencia muy valiosa para mí vida.
Actualmente tengo un emprendimiento de ventas de comidas rápidas, con la capacitación que recibí en la Seccional Centro Esperanza, emprendí en la parte de dulces y repostería (golfeados y rollos de canela), tuve mucha aceptación y eso para mí fue algo impactante y satisfactorio poder llevar sabores a las demás personas, porque yo me desempeñaba solo en comida salada y no en dulces y con mi innovación ha gustado lo que hago ahora. Esto demuestra que cada día somos mujeres en las que podemos sacar nuestros sueños adelante con metas, talentos y tener proyectos de vida.