El COVID-19 ha llevado a la reversión de  los  modelo de intervención presencial,  por estrategias virtuales, por lo que la Fundación El Buen Pastor desarrolla estrategias innovadoras a través de  las  llamadas telefónicas y video llamadas de whatsapp, para el acompañamiento espiritual, orientación para el fortalecimiento emocional, promoción del autocuidado, atención de primeros auxilios psicológicos y derivación a las redes de apoyo.

Como resultado de la implementación de estas estrategias 165  mujeres y sus familias,  fortalecieron  la dimensión humana-espiritual alcanzando una sana convivencia. Igualmente han sido acompañadas para mitigar los efectos del COVID-19, con un enfoque de promoción de Derechos y  prevención de la violencia contra las mujeres.

Por  las medidas de restricción y aislamiento social,  la Fundación El Buen Pastor  ha adaptado e  implementado  las rutas de atención y denuncia nacional-municipal de violencia contra la mujer   como mecanismo de protección para el reconocimiento de sus derechos.