Soy Maryuris Rodríguez Escudero, tengo 35 años de edad, participo en el programa “Promoción de la mujer y la familia”  implementado por la Fundación El Buen Pastor,

“Gracias al acompañamiento de la Fundación todo ha cambiado para bien, porque los primeros días me deprimía mucho al ver la situación de hambre por la que pasábamos con mi familia, la cual empeoró por las medidas establecidas por el gobierno nacional para prevenir el Covid-19.”

“Desde que estoy aquí cada vez me gusta más, porque siempre me apoyan al igual que a mis compañeras y a nuestras familias en cualquier dificultad que se presente.

La Fundación El Buen Pastor nos brinda ayuda a través de la entrega de  paquetes de alimentos y de elementos de aseo, por eso hemos  podido  tener un alivio, además  nos ofrece  orientación psicosocial en la cual he aprendido a valorarme a mí misma, a ver que no todo es malo, a conocer mis fortalezas que puedo usar para sacar a mi familia adelante y a apoyarnos mutuamente para que  las cargas sean más ligeras, he aprendido a compartir,  a escuchar la opinión de ellos también.  En este tiempo también he fortalecido mi fe y la esperanza, sé que un día todo esto tendrá un final, solo debemos tener paciencia y fe, con la ayuda de las hermanas he aprendido la importancia de orar, de hablar con Dios y sobre todo lo bueno que es orar en familia”.