Naciones Unidas - Asamblea General

Los esfuerzos de los Estados por gestionar la migración internacional suelen estar desvinculados de la obligación legal de identificar a las víctimas de la trata de personas, lo que tiene consecuencias negativas para la protección de las víctimas y para el enjuiciamiento de los autores. Lamentablemente, la agenda política internacional, que se centra en la prevención de la migración irregular, y los movimientos antiinmigración populistas y xenófobos de algunos países y regiones están promoviendo aún más una respuesta a la gestión de las corrientes migratorias basada en un enfoque de prevención de la delincuencia, no articulado en torno a la protección de los derechos humanos.

Ver documento PDF 

Si el software Acrobat Reader no se encuentra instalado en su computador, por favor Clic aquí.